VIAJE A MENORCA EN PLENO INVIERNO

.
.
Estas son algunas de las cosas materiales que me traigo del viaje a Menorca en pleno invierno que acabo de realizar:

1 Un mapa donde he señalado los lugares más especiales en los que he estado. La mayoría de ellos son espectáculos de la naturaleza y paisajes rurales que sorprenden  no sólo por sus cualidades medioambientales (con bioindicadores de su calidad, como la presencia de poseidonias y líquenes por todas partes), o por sus curiosas morfologías, sino también por el hecho de que se encuentren así, en ese estado de escasa alteración por el ser humano, al menos el de la era industrial, o lo que puede ser lo mismo, de enorme protección por el ser humano. La forma habitual de entender la industria turística no ha tenido lugar aquí (prácticamente y hasta ahora). Y sin embargo la isla vive del turismo.

2 Un dibujo de Iñaki, (un menorquí que ha conocido mucho mundo fuera de la isla y ahora está viviendo en ella), y un trozo de un cartel encontrado en Ciutadella donde puede leerse “Transmuntanus”. Juntos, el dibujo y el cartel, me recuerdan a la diversidad de paisajes de la isla y a algunos de sus habitantes. He podido conocer historias de vida y formas de habitar la isla realmente peculiares, la mayoría de ellas dentro de lo que se clasifica como hippie, pero no sólo, y en cualquier caso, conocerlas de cerca te hace entender matices, sus vínculos con el entorno, las diferencias entre sí y las similitudes con otros estilos de vida. Cosas que desde los estereotipos no se pueden entender (aunque sea muy graciosa esta visión de estereotipo de habitantes de la isla). De entre estas formas de habitar me interesan especialmente aquellas que implican dar un porvenir a algunos recursos del entorno muy particulares y en abandono. Hablo de terrenos y casas durante mucho tiempo sin cultivar ni habitar y que ahora tienen nuevos habitantes a través de diferentes tipos de tratos con los dueños y nuevos proyectos de vida. Porque todo el mundo sabe que en general a la ruina se llega por el desuso, no por el uso.

3 El resumen de actividades del año 2014, del GOB Menorca. El GOB es una asociación ecologista de mucha solera en las Islas Baleares en general, y en particular en Menorca. Trabajan por hacer posible y compatible el desarrollo económico con la calidad de vida de todos los seres que habitan esta isla, el mantenimiento de sus ecosistemas y de sus valores medioambientales. Lo hacen fomentando la implicación ciudadana para que sea desde ella que se decida qué modelo de isla se desea. Este es para mí su punto fuerte, lo que les libra del misticismo y universalismo ecologísta.
Asistí a una charla-presentación realizada por esta organización donde pude entender gran parte de la historia reciente de menorca y en particular las últimas modificaciones realizadas por el gobierno actual sobre su plan territorial junto a otras leyes también modificadas para que las del plan territorial fueran legales. Ahora en la Ley de Interés General pone que algo de interés individual podrá ser considerado de interés general. Este contrasentido ha dado pistoletazo de salida a toda una serie de disparates desde el punto de vista no sólo medioambiental, sino también del desarrollo económico sostenible, del diseño eficiente, de la propia calidad de vida. No hace falta ser ecologista o conservacionista para estar de acuerdo en esto.
La charla fue una deconstrucción del aparataje legislativo montado para hacer legal y normal en esta isla lo que se ha hecho en prácticamente el resto de costa soleada de españa: un urbanismo a la carta del mejor postor:

“L’urbanisme a la carta és una de les manifestacions més clares de manca de model. Menorca necessita amb urgència redefinir les seves estratègies econòmiques i veure com s’encaixen amb la qualitat de vida que tothom cerca. Cal destapar les diverses experiències innovadores que s’estan duent a terme en l’àmbit agrari, industrial, turístic, i en nous sectors emergents.
A l’illa s’estan fent coses pioneres i se’n podrien fer moltes més. Però sense un acord social, qui s’obre camí en els passadissos del poder és l’economia especulativa, la que concentra guanys en poques mans, la que crea molt poca feina, la que busca el sòl rústic.
Aquest és el desig per a 2015. Iniciar la discussió sobre el model d’illa que volem.”

4 La guía del Camí de Cavalls: La compré porque leí que está escrita por alguien que recorrió andando en 2010 el perímetro de la isla a través del Camí de Cavalls. Se trata de una ruta llena de historias. En el S.XIII, paralelamente a la aparición de fincas privadas delimitadas por los característicos muros de piedra seca, comienza a trazarse este camino que las atraviesa. Su finalidad era de vigilancia y defensa de toda la costa. Pero desde su origen también permitía el paso libre de todos los habitantes. En el s.XX algunas fincas privadas comenzaron a cerrar el camino. En los 80, una parte de la ciudadanía menorquina reivindica el uso público de este trazado y lo consiguen al declararlo trazado histórico de interés cultural y natural. Ahora esta guía te muestra como dar la vuelta a menorca en 10 días, aunque como advierten, faltan puntos de agua. Pero Paula ya tiene una propuesta para conseguir agua allá donde descanse cada excursionista, ;)

5_ Una postal para enviarle al alcalde invitándole a que paralice las obras de unas cinco macrorotontas de doble altura que está construyendo sobre una carretera de doble sentido y prácticamente juntas. Es claramente una propuesta de desarrollo económico en el polo opuesto del Camí de Cavalls. Estas rotondas están mal diseñadas, mal situadas y sobreescaladas. Lo más grabe es que esta obra salió a concurso y la propuesta ganadora tenía un diseño mucho más eficaz en todos los sentidos. Pero no ha sido suficiente para evitar el abuso de poder. Justo el día que llegué hubo una manifestación convocada por la asociación Menorquins pel Territori y apoyada por muchos otros colectivos, asociaciones y habitantes de Menorca en general.

6 Piedras: No pensaba hacerlo, coger piedras de nuevo. Pero es que en una isla, es como coger una miniatura. No estoy segura, pero para mí me he traido de los dos tipos de piedra más característica de la isla: la piedra madre, de la que están hechos todos los muros de piedra seca, y el marés, del que están hechas todas las casas tradicionales. La casa en la que he pasado estas tres semanas de viaje a Menorca es de marés y sus habitantes están llevando a cabo diferentes pruebas de tratamiento de esta piedra para evitar la humedad. Es toda una aventura vivir en una casa de marés, pero eso ya nos lo contará Paula, espero que en breve, en Multihabitar.org

7 Un número de la revista MONOGRÁFICO conseguido en Es Local, el bar de la asociación de vecinos de Es Castell, al que recomiento ir, por el ambiente acogedor, las revistas y fancines que puedes encontrar en él, el buen rollo de la chica que lo lleva, y las tostadas de panes con semillas, sobrasada, queso y miel.

Tres semanas viviendo Menorca en invierno, junto a Paula y su comunidad, dan para muchas experiencias y muchas conversaciones sobre proyectos posibles. Tengo pensado volver. Parece que encaja mucho con la postal-poema que hice como felicitación navideña...
.



0 comentarios:

Publicar un comentario

top