.
El souvenir de un monumento. Si bien a menudo han sido considerados como Kitsch, indignos de considerarlos arte, los souvenirs presentan toda una riqueza de significados emocionales debido a los recuerdos que evocan”


Éste es un texto del libro “Diseño Emocional”, capítulo 2: “las múltiples facetas de emoción y diseño”, apartado: “Objetos que evocan recuerdos”. El autor hace referencia a una exposición que visitó, que llevaba por título “Monumentos en miniatura”, y que se explicaba con el siguiente texto:


”La maravilla de los edificios souvenir es que la misma miniatura despierta en cada uno de nosotros toda una serie desmesurada de redes diferentes de recuerdos.
Si bien el propósito de todo monumento es hacernos recordar, sus temas son muy amplios. Grandes personajes y acontecimientos importantes, las guerras y sus muertos...son conmemorados en los monumentos reproducidos en miniatura.
...Los monumentos puede que recuerden la memoria de personajes y acontecimientos importantes, pero las miniaturas arquitectónicas nos hacen recordar los monumentos.
...En los edificios souvenirs, pese a sus funciones aparentes (pese a no tener un propósito), su razón de ser real continúa siendo estimular la memoria humana

Este texto viene a reforzar cierta curiosidad que tengo por algunos ejercicios de miniaturización de la arquitectura o la ciudad, y recientemente por aquellos en los que se trata de bienes patrimoniales, de monumentos.


Tres ejemplos, muy diferentes entre sí:


Miniaturas como producto:

Es decir, no como servicio de prototipo, (que es para lo que habitualmente se han usado las maquetas) sino como artefacto que compras por su valor evocador de recuerdos o porque simbolicen algo con lo que quieres identificarte. El proceso de producción de estas réplicas en miniatura pasa por robotizar la artesanía, pero aparte de eso, los diseños que a mi me resultan interesantes son los que no son una réplica exacta e introducen más usos al souvenir, de manera que el artefacto final es una mezcla de usos y escalas. El resultado es un micropaisaje domesticado y/o doméstico de la arquitectura, la ciudad, lo patrimonial construido convertido en icono, o sentido como un bien común. Es también una forma de apropiarse de lo imponente y/o impuesto.
Pongo como ejemplos algunos trabajos de Another Studio for Design como este, donde se añade a la función de souvenir la de postal y la de macetero-semillero:
.


o este, donde se añade a la función de marcadores la de un micropaisaje-skyline cambiante de la ciudad a través de sus iconos construidos:

.
La acción de producir una miniatura, un souvenir, de un bien inmueble anómico, que no tiene el reconocimiento de BIC (Bien de Interés Cultural), pero que si es considerado un Bien Común (BIComún) por un grupo de personas, también me parece interesante.
Éste es un servicio que recientemente hemos realizado desde la plataforma Proyecto áSILO. Este artefacto, diseñado y producido junto a Ana Enguita y María Conesa, es resultado del encargo de un Galardón para unos premios de cortometrajes. Los inputs del diseño fueron:
  • Que el objeto no tuviese exclusivamente la función decorativa o de pisapapeles, sino que se añadiesen a las funciones comunes de un galardón, nuevas funciones.
  • Tratar de relacionarlo con el premio que recibía el ganador: unos días de alojamiento en la Casa de Huespedes Santa María, un lugar muy especial, que pese a no estar catalogado como BIC, si es considerado para algunas personas un BIComún.
  • Imaginar un Galardón en el que unicamente entregas la base, y tras regarlo y cultivarlo, crece el resto.
  • Realizardo reutilizando materiales


La producción de este artefacto no fue robotizada. Podría trabajarse en esa dirección, o puestos a imaginar opciones, en la de ofertar el producto en formato experiencia DIY, de manera que el cliente, que puede no saber dibujar en CAD, encarga los dibujos de su BIComun construido, y se le mandan junto al kit o unas instrucciones para que construya su propia miniatura-souvenir diseñada con más usos domésticos.
.


.
Miniaturas como arte:

Es otra liga la del arte, y en el ejemplo que voy a poner, confirma que se adelanta, se arriesga y se expresa más que el diseño de producto, por ser más libre. Las miniaturas-escultura de Dimitris Polychroniadis ( que conocí a través del tumblr de La Periferia Doméstica) son versiones miniatura de monumentos oficiales o de construcciones convertidas en monumentos por él mismo.


Ejemplos de lo primero (versiones miniatura de monumentos oficiales):

“Souvenirs de la antigüedad clásica que se encuentran en todas las tiendas turísticas de Atenas, amalgamado con títulos de grandes éxitos por Elvis Presley, Pat Benatar y U2.”
.
 

La idea para estas series de esculturas maqueta, procede de los signos de la Iglesia cristiana y la cartelería de las vallas publicitarias de Estados Unidos. Al despojar estas citas religiosas de su contexto físico y emotivo, el “mensaje” se vuelve más absoluto, casi surreal”

Ejemplos de lo segundo: (construcciones convertidas en monumentos por él mismo)

“La escultura intenta reconciliar la imagineria de las construcciones residenciales bombardeadas en las zonas en guerra (ejemplo Syria, Lybia, Lebanon) con Utopías Modernistas de principios del siglo 20 y con un sentido de descuido o desafío al acecho del peligro”
.
Dimitris construye nuevas historias y nuevas vínculos afectivos con lo que nos rodea.
Permitirse fantasear con ello, rediseñarlo desde sus fragmentos o invariantes más significativos, es también una manera de comprender la realidad y de mostrarla tal cual la ves, de contribuir a la construcción de nuevos imaginarios.

Añado a esta "colección virtual de nuevos souvenirs" el último descubrimiento (que he conocido gracias a Antonio Abellán), LA PETIT VILLAGE, de Angel Haro
El autor se refiere a ellos como juguetes, construidos desde objetos encontrados, residuales, recolocados, configurando las arquitecturas informales de muchos lugares de áfrica. A mi me gusta tratarlos como souvenirs, puesto que se eleva así la construcción informal a la categoría de monumento, una construcción que posee valor artístico, arqueológico, histórico. Estaría esto algo relacionado con el trabajo de Marjetica Potrc, aunque también me entran las dudas que en algún momento leí a Fontcuberta y que decía algo así como "cuando veas la foto de una fabela y te parezca bonita, duda"



Seguiré ampliando esta colección de nuevos souvenirs.

2 comentarios:

commontowning dijo...

Es verdad, sí, cuando te llevas algo de una ciudad-pueblo-lugar, algo que lleva memoria, te gusta que sea bonito, que sea incluso útil. Ese objeto es parte de tu historia.
Los souvenirs nacieron con el viaje turistificado supongo. Imagino que antes comprabas siemplemente objetos autóctonos, que después empezaron a llenarse de letras con el nombre de origen y después los materiales probablemente se empezaron a fabricar en serie en la gran industria china; las letras rotulan un gran "Benidorm" en lo alto del objeto y en la base la etiqueta: Made in...Por qué no hacerlos más acorde a las nuevas tecnologías del S XXI, más acordes a las reflexiones de la globalización, más acordes a las artesanías de la zona, hacer de ese objeto, algo único, como si fuéramos otra vez exploradoras, viajeras intrépidas que entran en una tienda oscura, fresca y húmeda donde el idioma es otro. Este post consigue que pensemos en eso (gracias María!). Ahora el contexto es otro, pero la sensación debería ser parecida, tener la mirada en el descubrimiento.
Dejo las Pcket-Cities de referencia, que me parecen muy lindas y entrañables, como los recuerdos, como los souvenirs.
http://www.pocket-cities.com/product/lisboa

Desbordante dijo...

Que chulo tu comentario Ana, ayuda a seguir dándole sentido y emoción a esta colección (campo de experimentación). Me gusta mucho introducir el personaje de la viajera-exploradora...a la vez como cliente y a la vez como diseñadora-productora de estos nuevos souvenirs...acorde al contexto y tecnologías actuales.
Sumo las Pocket Cities a la colección, que además en su About habla de algunas de las cosas que comentas sobre el viajero:

"Ciudades de Bolsillo es un proyecto para el viajero, para el expedicionario, para el nostálgico...
Recrea pequeños escenarios que permiten vivir en miniatura la esencia de cada lugar a través de sus iconos, sus edificios y sus personajes."

Ahora me pregunto porqué no hice un souvenir del Oasis, aunque la maqueta de los peces del desierto tenía algo de esto...y tus maquetas de papel del Cabo de las Huertas también ;) Serían souvenirs que miran de otra manera, u a otras cosas más invisibles pero muy identitarias, de estos lugares. ;)

Publicar un comentario

top